Elige tu país

Elige

Atención a las personas y al medio ambiente: es una evidencia científico-económica-social que las acciones a favor del bienestar de estos dos factores son capaces de generar tantos beneficios significativos en el último factor de la ecuación: desarrollo, prosperidad.

Es la ley de las 3P: personas, planeta, prosperidad. La profunda sinergia entre los dos elementos conduce a una serie de grandes y duraderos beneficios, incluidas las ganancias. Y para ello, se requiere una alineación constante de toda la gestión de la empresa, comenzando por una actualización oportuna en los aspectos legislativos como la capacitación en el sector armamentístico, que incluya a todas las empresas de la cadena de suministro para que ellas también disfruten de prácticas virtuosas en materia de saber y de conocimiento. ¿Cómo? Las actividades específicas como cursos, encuentros, apoyos y capacitaciones son constantes: herramientas que van más allá de la lógica del lucro y los negocios, pero que son capaces de activar cambios culturales indispensables para afrontar el futuro sin dejar de ser competitivos. Porque, en Beretta, es fundamental dar valor a las personas: por eso, cada empleado tiene la posibilidad y la oportunidad de experimentar su propia "prosperidad" también en términos de motivación y crecimiento cultural. Conceptos como la ética y la filosofía, pilares de las famosas «3P», abarcan también el alcance de la cadena de suministro hasta llegar a quienes, en el punto de venta, se ocupan concretamente de ver los productos Beretta: es el mismo enfoque con el que la empresa se relaciona con sus trabajadores. Por tanto, se estableció una relación auténtica e individualizada con todos los actores implicados, basada en el cumplimiento de un código ético para el que se prevé un órgano de control interno, que Beretta ya adoptó en 2008 sin estar obligada a hacerlo.

Y es precisamente apoyándose en estos sólidos cimientos como Beretta puede pensar en escribir su propio futuro, centrado en la planificación y la innovación. Gracias a la solidez que proviene de 500 años de historia en las seguras manos de la misma familia, Beretta no sufre la urgencia del factor tiempo, no persigue lo inmediato. Beretta planea mantener una prosperidad generalizada y duradera. Todo ello con el fin de lograr ciertos objetivos, tomándose todo el tiempo necesario para asegurar la extrema concreción y funcionalidad de sus productos en un mundo en constante evolución. Se trata de un enfoque que apunta lejos, al horizonte, gracias a la fuerza imperturbable de la tranquilidad y que garantiza efectos muy positivos en la reputación corporativa y en todas las partes interesadas implicadas.